Tag Archives: autónomo

Traducción vs. Euromime

18 Oct

En conclusión, para ser un buen traductor es necesario dominar bien la informática, tener por lo menos una edad mínima de 40 años, tener un consorte o compañero nativo del idioma de origen, un tío médico, otro jurista, un hermano contable, a ser posible haber tenido una nodriza francesa y lo que es muy imprescindible, una capacidad de trabajo enorme para poder trabajar 14 ó 15 horas al día. Debo añadir que por encima de todo tiene que tener un buen conocimiento y cultura de su propio idioma.

(La profesión del traductor e intérprete autónomo: aspectos técnicos -Por M. Phillips. http://cvc.cervantes.es/lengua/aproximaciones/phillips.htm)

EUROMIME es un Máster europeo en Ingeniería de Medios para la Educación. Forma directores de proyectos en el sector del diseño, desarrollo y aplicación de sistemas de formación con el apoyo de medios digitales. Forma también investigadores en el uso de sistemas educativos online. El máster, que posibilita una posterior formación doctoral, prepara también para empleo en la industria o en la carrera universitaria. Muchos estudiantes egresados del Máster trabajan en instituciones públicas o privadas de enseñanza a distancia.

(www.euromime.org)

En la Licenciatura de Traducción, se imparten clases de traducción económica, jurídica, jurada y científica, entre otras. La mayoría de los alumnos son nuevos en estos campos, pero se les enseña a ser “casi especialistas”: aprenden a buscar datos fiables en Internet, abrir los ojos en busca de especialistas cercanos a ellos, de manera que puedan traducir dominando cada idea mencionada en el texto.

El Máster de Medios para la Educación también es multidisciplinar: hay asignaturas de educación, tecnologías, habilidades directivas, diseño, sociología, estadística, informática, idiomas (portugués, francés, español), etc. Que sea un máster multidisciplinar no implica que haya que dominar todo lo anterior a la perfección. No se trata de ser un experto diseñador gráfico, informático o sociólogo al finalizar, sino saber dominar cada uno de estos aspectos en el momento oportuno y guiar al equipo razonadamente.

La diferencia entre la profesión del traductor autónomo y la del director de proyectos (EUROMIME) es que, a pesar de que el traductor puede consultar a un especialista, la traducción será el producto exclusivo del traductor, que a fin de cuentas trabaja en solitario. Sin embargo, la profesión de director de proyectos es muy diferente a la del autónomo. Ser el director de un proyecto implica tener un equipo de trabajo, en el que cada uno es especialista en una materia y toma decisiones de forma autónoma pero consultando siempre al equipo y, tomando asimismo decisiones grupales.

Anuncios