Tag Archives: inteligencias

Coeficiente Intelectual vs. Coeficiente Emocional

14 Nov

La inteligencia emocional es un término acuñado en 1990 por el psicólogo Peter Salovey y por John Mayer para describir cualidades como la comprensión de los propios sentimientos, la comprensión de los sentimientos de otras personas y “el control de la emoción de forma que intensifique la vida”. 

Todos hemos oído hablar del coeficiente intelectual (QI), pero a menudo no nos planteamos si el coeficiente emocional (QE) puede influenciar aún más en la vida de las personas a largo plazo. Tanto la inteligencia emocional como la intelectual son complementarias.

La persona con un alto IQ es más analítica y lógica, acumula datos, requiere de tiempo y calma para tomar decisiones, sopesa la información, examina, es numérica, tiende a ser frío en sus apreciaciones y utiliza mucho más el hemisferio izquierdo del cerebro. En cambio la persona con una alta IE se relaciona con facilidad, gusta de ideas nuevas, decide a partir de intentos y errores, es rápida, espontánea, tiende a ser impaciente e imprecisa, cree en sus sensaciones, es cálida y gregaria y utiliza más el hemisferio derecho del cerebro.

Fuente: rosario.org.mx

Ayer, en la clase de Habilidades Directivas en la UNED, el profesor Jose María Alonso nos contaba que, como predictor de futuro, las personas con un QE superior a un QI habían demostrado llegar más lejos. Esto puede explicarse con el ejemplo de un trabajador muy inteligente en una empresa, que carece del tacto para comunicarse con su equipo e interioriza demasiado. A largo plazo, su inteligencia se resume a la suya propia. Por otro lado, una persona que tenga más desarrollada su inteligencia emocional, a pesar de tener un coeficiente intelectual menor, puede hacer participar más al equipo, entender a los demás, hacerse entender y, por lo tanto, llegar más lejos.

Haz clic aquí para leer sobre un estudio realizado en estudiantes universitarios para analizar la relación entre la inteligencia emocional y el cociente intelectual (N. Pérez, J.L., Castejón):

En el estudio de Vela (2004) con sus estudiantes estadounidenses, se produjo
una correlación significativa entre la inteligencia emocional y el rendimiento
académico, además la inteligencia emocional contribuyó a predecir el rendimiento más allá de lo que lo hizo un test estandarizado de logro, empleado para la admisión de los estudiantes. Resultados similares a los obtenidos por Sternberg (2004) empleando medidas de inteligencia práctica.